logo

Cómo desarrollar ciudades más resilientes (Manual para Líderes de Gobiernos Locales)

¿Por qué están en riesgo las ciudades?

Las ciudades y las zonas urbanas están compuestas por densos y complejos sistemas de servicios interconectados; y
como tal, hacen frente a un creciente número de problemas que contribuyen al riesgo de desastres. Se pueden aplicar
estrategias y políticas para atender cada uno de estos problemas, como parte de una visión más general para hacer que las ciudades de todo tamaño y perfil sean más resilientes y más habitables.

Factores del riesgo en el entorno urbano

Entre los principales factores del riesgo están:

  • El crecimiento de las poblaciones urbanas y su creciente densidad, que ejerce presión en los suelos y servicios,
    y origina el aumento de asentamientos humanos en tierras costeras, a lo largo de laderas inestables y en zonas
    propensas al riesgo.
  • La concentración de recursos y capacidades a nivel nacional, con falta de recursos fiscales, humanos y limitadas capacidades en el gobierno local, incluyendo mandatos poco definidos para la reducción del riesgo de desastres y la respuesta.
  • La débil gobernanza local y la pobre participación de los socios locales en la planificación y la gestión urbana.
  • La inadecuada gestión de los recursos hídricos, de los sistemas de alcantarillado y de los residuos sólidos, que
    son la causa de emergencias en materia de salud pública, inundaciones y deslizamientos.
  • El declive de los ecosistemas debido a las actividades humanas como la construcción de carreteras, la
    contaminación, la recuperación de humedales y la extracción insostenible de recursos que ponen en peligro la
    capacidad de brindar servicios básicos como la regulación y la protección en caso de inundaciones.
  • Las infraestructuras debilitadas y los estándares de construcción inseguros que pueden provocar el desplome de estructuras.
  • Los servicios de emergencia descoordinados, con la consiguiente disminución de la capacidad de respuesta
    rápida y del estado de preparación.
  • Los efectos negativos del cambio climático que probablemente aumenten o disminuyan las temperaturas
    extremas y la precipitación, dependiendo de las condiciones de la región, con repercusiones en la frecuencia, la
    intensidad y la ubicación de las inundaciones y de otros desastres relacionados con el clima.

A nivel mundial el registro del número de catástrofes de origen natural registradas que afectan negativamente a la
población humana está aumentando (véase las tendencias en el cuadro 1). Cada contexto local y urbano es afectado
de distinta manera, dependiendo de las amenazas que prevalecen en cada ubicación, así como de la exposición y las
vulnerabilidades de que se habló anteriormente (más información en el capítulo 2.3 del manual).

Acceso al manual completo.

0 found this helpful